viernes, 4 de mayo de 2012

Grabados rupestres de Monteferro o Penizas Pequenas, Nigrán

Hoy nos acercamos a una pequeña península, junto a la ría de Baiona, que esconde una gran riqueza natural y arqueológica que está siendo amenazada por una gran presión urbanística, de ahí que haya nacido un colectivo llamado Salvemos Monteferro para su defensa.
Hecha esta puntualización, diremos que nos encontramos en Monteferro, en el municipio de  Nigrán, siendo nuestros protagonistas de hoy unos grabados rupestres de entre los que destacan unas figuras podoformas de difícil interpretación, como ocurre con la mayoría de los grabados rupestres.















*Fuente: Manuel Santos Estévez, Petroglifos y paisaje social en la prehistoria reciente del noroeste de la Península Ibérica.

Los grabados se localizan en una de las escasísimas rocas graníticas de la zona. Está formada por una superficie ligeramente inclinada que ocupa las tres cuartas partes de la roca y una superficie horizontal en la parte superior. En la zona inclinada se encuentran un grupo de molinos rupestres de sección longitudinal navicular unidos por surcos.
En la parte superior horizontal encontramos varias combinaciones circulares formadas por figuras ovales concéntricas abiertas que contienen un grupo de cazoletas; también han sido localizados seis rebajes podomorfos con figuración de dedos. Se trata de cuatro pies derechos y dos izquierdos. Los izquierdos se orientan hacia el SSE y NE respectivamente y los derechos al S. SE. O y NO, es decir, que los podomorfos abarcan aproximadamente un arco de unos 270 grados desde el oeste al sur en el sentido de las agujas del reloj, con lo cual el campo de visión de un individuo con los pies sobre las huellas insculturadas abarca los cuatro puntos cardinales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica