lunes, 20 de junio de 2016

Saga nórdica en la Iglesia de Santa María La Real de Sangüesa

No hace mucho trajimos a este blog la saga de nórdica de Thidrek de la iglesia de Fuente Úrbel; hoy hacemos lo propio con otra saga nórdica, en este caso en la Iglesia de Santa María La Real de la población navarra de Sangüesa. En ésta, al igual que en la anterior, aparece la figura de un herrero, siendo identificado con Regín, que está forjando una espada que será utilizada por Sigurd para matar al dragón Fafne. Sigurd, tras bañarse en la sangre del dragón, una escena que se repite en muchos otros mitos de este tipo -en algunos casos supone beberse dicha sangre- se convertirá en una figura casi invencible, buscando su destino en múltiples y complicadas hazañas. Según muchos autores, el matar a la "bestia", tema tan recurrente, como decimos, en múltiples mitos, supone la adquisición de la sabiduría o el crecimiento de un personaje en concreto para poder cumplir su destino logrando grandes y colosales metas. No deja de resultar curiosa la representación de escenas de mitologías tan lejanas en el románico ibérico, pero, como hemos visto, se pueden encontrar distintos ejemplos.

Fotos: vallenajerilla.com

*Fuente: vallenajerilla.com

En las enjutas se exhibe un "totum revolutum" de esculturas predominando los monstruos devoradores de hombres y los animales fantásticos. También hay escenas del Antiguo Testamento (Adán y Eva junto al árbol del Paraíso) y del Nuevo Testamento (Nacimiento de Jesús). Pero entre todos los detalles, destaca un herrero forjando y un guerrero luchando con un dragón. Ambas escenas provienen de una saga nórdica: el Anillo de los Nibelungos. El artesano representa a Regín, quien forja la espada con la que el adalid Sigurd mata al dragón Fafne. Tras bañarse en su sangre, el héroe se vuelve casi invencible y emprende temibles hazañas. Insólitas aventuras que las óperas de Wagner popularizaron.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica