sábado, 13 de junio de 2015

Santuario rupestre de Manzaneda, Manzaneda-Truchas

No hace muchos días, supimos de la existencia de un santuario rupestre en la comarca de La Cabrera Alta, el Santuario rupestre de Manzaneda, una población perteneciente al municipio de Truchas, que ya visitamos en busca del que llaman el pozo del dios Teleno, en Corporales. El pasado mes de abril, en el Diario de León, trascendió la existencia de este santuario, texto que hoy traemos en parte, pero cuya fotografía que acompañamos, también de la publicación, no es muy clara, la verdad, en cuanto a la determinación del altar y el conjunto de petroglifos que lo componen, según se dice. Éste se encuentra a gran altura -1400 metros de altitud- en la parte más alta de lo que fue un antiguo castro astur.

Foto: J. Fernández Lozano - diariodeleon.es

*Fuente: E. Gancedo, diariodeleon.es - 10/04/2015

Javier Fernández Lozano, investigador de la Universidad de Salamanca y doctor en Ciencias Geológicas por la Universidad de Utrecht, es el autor de este descubrimiento en torno a un auténtico ‘nido de águilas’ arqueológico aupado a más de 1.400 metros de altitud.

«Se trata del primer santuario rupestre con altar que aparece en la Cabrera. Está situado en Manzaneda y presenta una serie de inscripciones compuestas por cazoletas y surcos que en algunos casos se intersectan —explicó este especialista—. El castro, de época prerromana, esto es, datable entre los siglos V y I a.C., fue identificado con ayuda de fotografías aéreas por los arqueólogos de la Junta de Castilla y León, que centraron su estudio en el estilo de construcción de los paramentos de la muralla».
Fernández Lozano, buen conocedor de la zona y coautor del libro Ruta romana del oro en la Valdería, añade que en el último inventario arqueológico realizado en la zona, «Julio Vidal describe la muralla como un paramento de losa en seco, pero no analiza la parte interna del mismo. Ahora, el estudio que hemos realizado nos ha permitido detallar la presencia de un altar en la parte más elevada del castro. Situado en su zona central, se identifica en él un conjunto rocoso singular caracterizado por una cresta de roca volcánica y una losa de piedra subhorizontal. Esta última presenta varias cazoletas y surcos que bien pudieron servir para la realización de libaciones y otros ritos».
Y así, además de esas marcas hechas por la mano del hombre, el resto de aspectos que permiten identificar el lugar como altar rupestre son, sobre todo, y como dice, «su situación geográfica, con una vista inmejorable a una montaña tan importante para aquellas gentes como es el Teleno; la abundante presencia de manantiales —en época prerromana el agua era un símbolo divino, de paso entre la vida y la muerte—; y el hecho de encontrarnos en una zona de contacto entre dos litologías, la roca volcánica y la pizarra».
Rasgos que permiten a este leonés, experto en sistemas de información geográfica, asegurar que estamos ante el primer santuario al aire libre identificado en La Cabrera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica