lunes, 13 de octubre de 2014

Verraco con tres cazoletas, San Felices de los Gallegos

Traemos un ejemplo más de uso del elemento sagrado o cultual de la cazoleta. Si en la anterior ficha aparecían en una piedra con forma de menhir, ahora nos acercamos a lo que fue tierra vettona, pudiéndolas encontrar incluso en el elemento creativo más característico y conocido de este antiguo pueblo, esas esculturas zoomorfas en granito conocidas como verracos. En el de San Felices de los Gallegos, población de la comarca salmantina de El Abadengo, en realidad subcomarca de la de Vitigudino, existen tres grandes cazoletas, donde se ha querido ver el importante carácter simbólico que encierra el número tres en distintas religiones desde tiempos muy pretéritos. Continuamos con la página de Mariano Serna, donde explica la simbología del tres o de la trinidad.
Para finalizar diremos, como bien se sabe por muchos otros vestigios, que el uso ritual de las cazoletas, cuyo origen se suele situar por la ciencia en el periodo Neolítico, aunque quién sabe si no pudiera ser más antiguo, también se dio durante la Edad de Hierro o el primer Milenio a. C. El verraco de San Felices de los Gallegos constituye un ejemplo más de ello.

Foto: Mariano Serna

*Fuente: Mariano Serna, http://marianoserna-rastrosagrado.blogspot.com.es

...tal es el número de cazoletas rituales que presentan algunas aras romanas en su parte alta; y el mismo “trisquel” -símbolo considerado celta pero que ya aparece en el Neolítico y en otras culturas, como la Japonesa-, el cual se introdujo en el arte medieval cristiano con la posible finalidad de representar a la Trinidad. 
Añadir, además, sobre este aspecto que La Trinidad fue una doctrina característica de las antiguas religiones paganas y que entre otras trinidades se conocen la del antiguo reino de Babel, conformada esta por Nimrod -el dios padre-, Semíramis -la diosa madre- y Tamuz -el dios hijo-, que fue representada con el símbolo del triángulo equilátero, acompañado, algunas veces, con un ojo abierto en la mitad; la Sumeria, conformada por Anu -dios del cielo-, Enlil -dios de la tierra- y Ea -dios de las aguas-; la de las ciudades de Tiro y de Sidón, compuesta por Baal, Astarte, y Melkhart; la egipcia, compuesta por Osiris -el dios padre-, Isis -la diosa madre-, y Horus -el dios hijo-; la India, formada por Brahma, Visnú y Siva, representados unidos en un solo cuerpo con tres cabezas; la capitolina romana, compuesta por Júpiter Óptimus Máximus, Juno Regina y Minerva; etc., fenómeno, por cierto, también registrado en América por pueblos como el maya, azteca, e inca, entre otros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica