jueves, 25 de abril de 2013

El Dolmen de Soto, Trigueros

En el suroeste ibérico, en la comarca de El Condado, visitamos un megalito muy importante, El Dolmen de Soto. Fue descubierto por un tal Armando de Soto en 1922, de donde le vino el nombre, dueño de la finca La Lobita, donde se encuentra enclavado, y estudiado por el propio Hugo Obermaier. En él aparecieron ocho cuerpos en cuclillas, con sus respectivos ajuares, a pesar de haber sido expoliado con anterioridad. Tiene una longitud de 22 metros, siendo un dolmen de corredor largo, con una cámara de 3,10 metros. Está, como otros, orientado de Este a Oeste, con lo que los primeros rayos de sol en los equinoccios podrían llegar a la misma cámara, hecho que se ha interpretado por algunos autores como una especie de "baño de luz solar" o una especie de "renacimiento de ultratumba". El dolmen se ha datado entre el 3000 y el 2500 a. C.

José Cejudo

*Fuente: spanisharts.com

Está cubierto de por un túmulo de pendiente suave, de planta circular y de tierra blanca. Pertenece a los dólmenes llamados de "Galería", siendo este uno de los mayores encontrados en la península, mide unos 22 m. y se ensancha hacia la zona de la cámara mortuoria, pasa de los 0,80 m. a los 3,10 m. 
La galería está formada por grandes ortostatos en las paredes, que presentas restos de grabados y pinturas. La cubierta también está compuesta de grandes piedras, se las cuales faltan las últimas de la galería, que seguramente fueron utilizadas para la construcción antes de su descubrimiento científica. 
 En la actualidad se encuentra restaurado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica