domingo, 6 de julio de 2014

El Altar de la Ermita de San Guillerme y su rito de fertilidad, Fisterra

Ya estuvimos en Finisterre, en este blog, tras las huellas del Ara Solis. Hoy volvemos para dar cuenta de una roca de la que se afirma que bien pudo ser el mencionado ara. En concreto, hablamos de lo que fue el altar de la derruida Ermita de San Guillerme de Fisterra, ermita en la que se encuentra una "cama" de piedra de la fertilidad -un sepulcro antropomorfo bajo el cual la tradición cristiana dice encontrarse San Guillermo-, un lugar de estancia y coito para las parejas con problemas para fecundar hijos, pues en ella pasaban la noche y practicaban el coito, constituyendo un ritual ancestral y la creencia en el poder fecundador de esta piedra. En los equinoccios el Sol penetraba hasta el fondo de la ermita en su salida por el levante; así lo explican Fernando Alonso Romero y Manuel Cornide en un estudio realizado en 1999. Estamos en el que se dice es el final del "camino pagano" del Camino de Santiago y, como tal, con ejemplos de culto alrededor de la piedra, queda claro que el lugar ya era sagrado, a buen seguro, con anterioridad al cristianismo. La ermita se incrusta en una especie de cavidad a la que llegaban los primeros rayos del equinoccio de primavera -también del de otoño-, aquella fecha que marcaba en el calendario el resurgir de la vida y el triunfo de la luz sobre las tinieblas (el día, igual en duración a la noche en esa fecha, empieza a ganar terreno a la noche hasta el Solsticio de verano).


Ermita de San Guillermo y altar al fondo - galiciapuebloapueblo.blogspot.com
"Cama de piedra" - galiciapuebloapueblo.blogspot.com

*Fuente: celtiberia.net

Relacionado con los mitos de la fecundidad, y de la antítesis entre muerte y resurrección (algo siempre presente en la mitología fisterrana), el edificio primitivo (datado en el siglo VIII) fue destruído por los franceses. La ermita conserva algunos de sus muros, y elementos como la "cama de pedra" donde los matrimonio estériles aun acuden a concebir. La importancia del enclave radica en la historia que guarda: hogar de un ermitaño de época prerrománica (siglos VII u VIII) cuyos rituales iban dirigidos siempre hacia la fecundidad y todo lo que la rodea, es probable que no se trate del San Guillermo canonizado por la Iglesia, sino un anacoreta anónimo que luego sería canonizado por el pueblo. Algunos dicen que bajo la cama de piedra se encuentra su cadáver, mientras otros afirman que apenas estuvo unos meses en aquella morada. Son datos difíciles de contrastar por la antigüedad de los hechos y por las pocas investigaciones hechas sobre el terreno. De cualquier modo, es importante su significación y porque es probable que sea una cristianización de algún ritual precristiano, quizás relacionado con el Ara Solis. 
Por otra parte, es de destacar la hermosura del entorno y las vistas que desde allí se alcanzan.

Pequeña gruta y posible Ara Solis junto a la ermita - jlgalovart.blogspot.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica