miércoles, 6 de enero de 2016

El Guirria, San Juan de Beleño-Ponga

Los 1 de enero, como día más importante, pues también se celebra los 31 de diciembre y los 5 de enero, se celebró en San Juan de Beleño, parroquia del concejo de Ponga, al sureste de Asturias, la fiesta de El Guirria, otra curiosa mascarada invernal, en un entorno majestuoso, rodeado de altas montañas, en plena Cordillera Cantábrica. La mañana del día 1 de enero comienza con el aguinaldo, donde éste es solicitado por mozos a caballo, además de niños en burro tras los primeros. Pero antes, el 31 de diciembre, se han sorteado las parejas de mozos y mozas, todos solteros y solteras que sean mayores de 15 años; entre los que quedan desparejados se elige El Guirria de ese año. Sólo los mozos y mozas que han participado en el sorteo saben quién es, con lo que éste no será reconocido por los vecinos del pueblo cuando recorra las calles al día siguiente. Éste se esconde tras una máscara de la que penden largas barbas negras, con capirote y un traje de color amarillo y azul al estilo de un arlequín.

El Guirria - Foto: multimedia.lne.es

Recorre las calles con un zurrón lleno de ceniza para arrojar a los que no van a caballo y con un largo báculo para saltar y brincar. El Guirria abraza, besa y achucha a las mozas durante el recorrido, incluso colándose en las casas por sus ventanas, en lo que parece un claro ritual de fertilidad. La ceniza, tan típica en muchos de estos festejos, además de en los carnavales más ancestrales, simboliza igualmente a la fertilidad, aunque las mozas, y mujeres no tan jóvenes, para evitar ser rociadas de la misma, han de besar al Guirria, pues paradójicamente se considera que podrían ser infértiles si acabaran bajo la lluvia de ceniza. Por tanto estamos ante un travieso personaje besucón y bailarín que nos recuerda que la primavera y la fertilidad de los campos están a la vuelta de la esquina tras el paso de la estación invernal. En cuanto al aguinaldo, los mozos reciben dulces, comida, bebida y dinero, cenando los más pequeños juntos la noche del 1 de enero y los más mayores o mozos, la noche del 5, donde las parejas formadas comparten regalos, cena y al menos el baile en un par de piezas de la verbena del Guirria, y como dicen en la web plataformadigitaldefiestas.com, "Lo que suceda después ya es cosa suya".
Para finalizar hemos de hacer un apunte con respecto al nombre del pueblo, pues el genitivo Beleño que ostenta el topónimo, nos recuerda a esa hipótesis que enlaza a nombres de pueblos como, por ejemplo, Beleña de Sorbe (Guadalajara) con el dios celta Belenos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica