martes, 1 de abril de 2014

Petroglifos de Lanhelas, Lanhelas-Caminha

En el norte de Portugal, junto a la desembocadura del río Miño se encuentra el concelho de Caminha, en el Distrito de Viana do Castelo. En una de sus parroquias -o freguesías-, Lanhelas, se encuentan unos bellos petroglifos, no lejos del Monte de Santa Tecla -Santa Trega en gallego-, encontrándose este último en la otra orilla, en el margen derecho del Miño. Es más, en primavera y otoño, desde Santa Tecla se puede ver el Sol salir por el Monte Goios, en Lanhelas, y desde Lanhelas -o el Monte Goios- ponerse por Santa Tecla, por lo que, desde este punto de vista, quién sabe si habría una conexión astronómica -o solar- entre uno y otro monte para sus antiguos moradores, pues petroglifos hay en uno y otro, o quizás sea simple casualidad, aunque esa circunstancia solar se da en esas fechas. Ahí queda abierta la hipótesis. Lo que está claro es que nos encontramos ante dos montes que eran sagrados para los moradores del valle bajo del Miño desde tiempos prehistóricos.

Foto: Ángel de Prado


Apenas he encontrado información sobre los Petroglifos de Lanhelas, pero puedo decir que representan figuras tan magníficas como el ciervo que aparece en la imagen. Existen más, siendo interpretadas algunas más que como ciervos, como caballos, por algún autor. En relación a los ciervos, ya se sabe que el cuerno, en muchas culturas, simboliza la abundancia, y en concreto su figura ha sido divinizada por algunas mitologías, como la céltica, a través, en este último caso, del Dios Cernunnos.
Aunque no sea un ciervo, la identificación entre el cuerno y la abundancia -la cornucopia- también se da en el mito griego de la cabra Amaltea que crió a Zeus. Cuando el dios jugaba con uno de sus rayos rompió, sin intención, uno de sus cuernos, con lo que para compensarla otorgó poder a su cuerno y a partir de ese momento a quien lo poseyera se le concedería abundancia y aquello que deseara.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica