viernes, 5 de septiembre de 2014

La Enramá, Pinofranqueado

Como prometimos en nuestra última entrada, le toca el turno a La Enramá de Pinofranqueado, la más conocida, pero no por ello la originaria, como dijimos, pues es una réplica de la Ovejuela, alquería del propio concejo de Pinofranqueado. Según Félix Barroso, esta comenzó a celebrarse en el siglo XX, cuando varios vecinos del Pino la hacen suya. En la anterior ficha explicamos el significado de esta festividad celebrada a finales de agosto, la única declarada Fiesta de Interés Turístico Regional en Las Hurdes. Dejemos que sea el gran hurdanófilo Félix Barroso quien nos cuente en esta ocasión.

La Enramá de Pinofranqueado - planvex.es

*Fuente: Félix Barroso Gutiérrez

La fiesta de “La Enramá” no tiene sus orígenes a mediados del siglo XIX, sino que varios vecinos de Pinofranqueado la hacen suya, en pleno siglo XX, copiándola del pueblo hurdano de Ovejuela, donde se celebraba desde tiempo inmemorial.
La Enramá de Pinofranqueado se celebra a lo largo de varios días, siendo el momento culmen la noche del 23 de agosto, cuando mozos y mozas cristalizan su sueño al ser sorteados y emparejados por el azar, mediante las papeletas que se guardan en una bolsa y que pregona, desde el “Torreón” de la plaza mayor, el “cantaol de lah mózah” y el “cantaol de loh mózuh”.  En este sorteo solo están presentes los mozos y el tamborilero.  Tras los gritos de rigor, de acuerdo con el antiguo formulario de emparejamiento y el asentimiento de los asistentes, las parejas unidas por el sorteo, se convertirán en “novios” a lo largo de una semana.  A quienes les toca desempeñar el papel de novios deben acudir a casa de sus supuestos “suegros”, a fin de conocer a la familia.  Y la que hace de novia le preparará a su flamante novio un floreado ramillete, que lucirá en la pechera de su camisa.
La fiesta siempre gira en torno a la efemérides de San Bartolomé (24 de agosto), días arriba o días abajo.  Hogaño, parece ser que se adelanta el sorteo a la noche del día 21, para celebrar el ritual de “La Ronda” el sábado, día 23.  En este día, víspera del mencionado santo,  las parejas, elegantemente ataviadas y con chulería, desfilarán por las calles de Pinofranqueado, formando lo que ha dado en llamarse “El Arco”, que lleva aparejado el baile de una jota con el mismo nombre, pero que, ciertamente, es una designación moderna, ya que no hemos conocido a un solo tamborilero jurdano que haya oído hablar de una pieza folklórica con tal denominación.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica