jueves, 3 de enero de 2013

Pinturas rupestres del pantano de Valdeinfierno, La Culebrina-Lorca

Una reciente noticia sobre la intención de hacer visitables unas pinturas rupestres en la pedanía lorquina de La Culebrina, en concreto en el entorno del pantano de Valdeinfierno, entre las sierras del Gigante y de la Culebrina, nos ha hecho conocer los abrigos de El Mojao y de Los Gavilanes, conjunto de pinturas descubierto en 1990, además de los de Las Covaticas y La Esperilla descubiertos en 1995. Estos abrigos han sido datados entre el Neolítico y el Eneolítico.

Antropomorfo del Abrigo de los Gavilanes, museosdemurcia.com

*Fuente: Ayuntamiento de Lorca, murcia.com

En 1990 se hallaron dos nuevas estaciones con pintura rupestre en las inmediaciones del pantano de Valdeinfierno: el abrigo de El Mojao y el abrigo de Los Gavilanes. El primero de estos conjuntos fue pintado en las paredes de roca caliza de dos pequeñas cavidades que abren a la importante vía de paso que configura el río Luchena. La parte central de la hornacina oriental está ocupada por una escena naturalista de caza, donde un solo arquero de cuerpo estilizado y provisto de un gran arco, se dirige hacia un grupo formado por cuatro cuadrúpedos. Un macho cabrío con una destacada cornamenta completa el panel de estilo naturalista. Rodeando esta escena se encuentran varias figuras esquemáticas de mayor tamaño (antropomorfos, puntos, trazos verticales, un cruciforme y un motivo ancoriforme) también pintadas en rojo. La escena de la caza es el reflejo de un modo de vida, un hombre en carrera provisto de un gran arco y flechas ataca a una manada de animales. Refuerza la idea de movimiento del arquero hacia el grupo de animales la presencia de un tocado o melena suelta echada hacia atrás.
[...] La totalidad de las representaciones del abrigo de Los Gavilanes son esquemáticas y están pintadas mayoritariamente en color rojo. El 1995 se hallaron tres nuevos conjuntos con pinturas rupestres en los abrigos de Las Covaticas y La Esperilla, en las diputaciones de La Culebrina y de Fontanares. Las pinturas de Las Covaticas se encuentran en dos abrigos separados unos 200 metros. Las pinturas de Las Covaticas I se localizan en una hornacina natural y entre los motivos muy mal conservados parece identificarse un posible cuadrúpedo. En Las Covaticas II el motivo que mejor se distingue es un cruciforme pintado en rojo que algunos investigadores han datado como de época histórica. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica