domingo, 4 de octubre de 2015

El Panderete de las Brujas, Granada

En el Monte de la Golilla de Cartuja de la ciudad de Granada, también conocido como monte Sombrero, existe una altiplanicie y un cerro con forma de cúpula o redondeado en su centro que es conocido como el Panderete de las Brujas. Su nombre ya nos pone sobre la pista de que pudo ser un antiguo lugar de reunión y celebración de ritos precristianos y también preislámicos durante los siglos de dominación musulmana de esta ciudad. Cuenta la leyenda que los monjes cartujos que se aposentaron en este cerro, en lo que fue un primer monasterio cartujo desaparecido, huyeron despavoridos cuando se percataron de los rituales "satánicos" y aquelarres que en el Panderete se celebraban. Seguramente la leyenda exagere, pero el nombre y la propia forma del cerro, destacando tras el popular y bello barrio del Albaicín, puedan constituir el indicio, a falta de huellas arqueológicas, de que este enclave fue un lugar de reunión y de práctica de religiones antiguas, a pesar de que decir esto quizás sea muy aventurado, pues sólo el topónimo, la forma del cerro, tan sugerente, y la leyenda, no constituyen de por sí pruebas suficientes como para afirmar esto con rotundidad. Quede abierta la puerta a la especulación.

Estampa de la ciudad de Granada con el Monte de la Golilla de telón de fondo (arriba a la derecha de la imagen) - Foto: albayzindeayer.wordpress.com

*Fuente: José Fernández - eljardindelalbaydero.blogspot.com

A parte de Sierra Nevada, en el paisaje de Granada destaca un monte singular. Un capricho morfológico moldeado por la tierra en su perspectiva hacia el cielo. Me refiero al conocido por Monte de la Golilla de Cartuja. Un entorno único, y también mágico, que perteneció a la Compañía de Jesús, y en donde, algunos siglos antes, Gonzalo Fernández de Córdova, el Gran Capitán, salvó su vida en una emboscada, gracias, según él, a la Santa Providencia de San Bruno. Fue por esta razón que al recibir parte de las tierras en propiedad encomendó a la Orden de los Cartujos del Paular la construcción de un monasterio, edificio que pasó a los anales de la historia con el sobrenombre de Primera Cartuja, pero que en realidad, no es el que actualmente conocemos. El ideario granadino nos narra que este convento fue abandonado por los frailes cuando sus obras estaban a punto de concluir. Se cuenta que huyeron espantados al descubrir los ritos satánicos y aquelarres que con asiduidad celebraban los pobladores de Haza Grande monte arriba, justo en una pequeña meseta que remata la parte superior de este cerro. Los vecinos del Albaicín bautizaron a esta singular planicie como Panderete de las Brujas.


Arriba, el Panderete de las Brujas - Foto: eljardindelalbaydero.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica