miércoles, 7 de agosto de 2013

Los petroglifos de Molino Manzánez, Alconchel-Cheles

El capitalismo, ya sea privado o de Estado, se ha convertido, sobre todo en el último siglo y medio, en el mayor enemigo de la riqueza y equilibrio naturales, no bastándole sólo con este atropello, sino que en muchos casos también supone una gran amenaza para la conservación de las huellas de nuestros antepasados. En Molino Manzánez, paraje situado junto al río Guadiana, entre Cheles y Alconchel, municipios de la comarca de Llanos de Olivenza, se ha dado hace pocos años uno de estos últimos casos. En este lugar existe un importante conjunto de grabados rupestres que fueron sumergidos por la reciente construcción del mayor embalse de Europa occidental, el de Alqueva, cuya presa se encuentra en la vecina Portugal. Este grupo de petroglifos que van desde el Paleolítico Superior a la Edad del Hierro constituían un auténtico santuario en palabras de Hipólito Collado Giraldo, autor de un libro publicado en 2007 para preservar la memoria de éstos, además de dar cuenta de las campañas de estudio realizadas en este lugar entre 1996 y 2002. El yacimiento de Molino Manzánez toma el nombre de un molino harinero del siglo XVI cuyas ruinas se hallan en las cercanías y se compone nada menos que de unos 5.000 grabados, tristemente bajo las aguas a día de hoy.

Antropomorfo y representación del Sol - rupestre.net

*Fuente: rupestre.net

Con independencia de estas combinaciones sí hay que advertir las numerosas acumulaciones y superposiciones de grabados realizados con diferentes técnicas en una misma roca. Del estudio de estas superposiciones se deduce hasta el momento una mayor antigüedad para el conjunto de grabados ejecutados con trazo filiforme sobre los que en fechas posteriores se superpondrían los motivos piqueteados de posible cronología Neolítica.El estilo presenta un alto grado de esquematismo con escasas concesiones a las representaciones más naturalistas. Predominan los grafemas esquemáticos como líneas en zig-zag, ondulaciones, círculos, petroglifos, reticulados y soliformes y en menor número aparecen representaciones antropomorfas y zoomorfas, generalmente de forma individual, aunque no faltan escenas de lucha entre animales (posiblemente ciervos) y agrupaciones de representaciones humanas.

Ubicación bajo el pantano, a día de hoy, de los petroglifos de Molino Manzánez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica