lunes, 20 de abril de 2015

Necrópolis de El Estacar de Robarinas, Linares

Una de las ciudades más mencionadas cuando se hace referencia al ámbito ibero es la antigua Cástulo, de la etnia de los oretanos, cuyos restos se encuentran en el municipio de Linares. En ella se halló la conocida como Necrópolis de El Estacar de Robarinas, donde quedó patente la gran importancia que el caballo tenía para el guerrero en una de sus tumbas, pues las cenizas de uno de ellos fueron enterradas, no sólo con su panoplia, sino con su propio caballo. En el texto completo, del que extraemos unas líneas y del que recomendamos su lectura, se trata la gran importancia que el caballo tuvo en las sociedades prerromanas desde, principalmente, el siglo VIII a. C., teniendo incluso un carácter sagrado, y no sólo como animal de tiro, transporte y guerra, en muchas de estas etnias, ya fueran célticas o íberas.

Necrópolis de El Estacar de Robarinas - Foto: cervantesvirtual.com


*Fuente: Dioses y caballos en la Iberia prerromana. M. P. García-Gelabert Pérez y J. M. Blázquez Martínez

...en un ambiente en el que domina casi totalmente la cremación, los caballos inmolados no fueron quemados; sus restos se sitúan con los restos del ajuar, más concretamente entre los del armamento de soldados cremados, cual es el caso de una hemimandíbula inferior derecha completa, y piezas dentarias del mismo equus caballus, recuperadas entre las tumbas XVII-XVIII-XX, que componen un conjunto sepulcral familiar, de la necrópolis de El Estacar de Robarinas, al servicio de la ciudad ibero romana de Castulo (Linares, Jaén), datada aquélla entre finales del siglo V y mediados del siglo IV a.C.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica