jueves, 16 de enero de 2014

El Lugnasad celebrado en tierra de bretones gallegos, Santa María de Bretoña-A Pastoriza

Casi siempre que se habla de las migraciones bretonas acaecidas en los siglos V y VI se mencionan únicamente las que llevaron a muchos bretones -habitantes de la isla de Britania-, huyendo de las invasiones orientales de la isla a cargo de distintos pueblos germánicos como los anglos, jutos y sajones, a Armórica, en el continente, receltizando este territorio, por lo que tomó a partir de ese momento el nombre de Bretaña -la Bretaña francesa-, y también los movimientos acaecidos en la propia isla desde el oriente de la misma desplazándose a las zonas occidentales como Gales, Cornualles, Cumbria o Strathclyde, no diciéndose apenas nada de la llegada de bretones, en estas mismas migraciones, a la Península Ibérica, en concreto, a territorio de las actuales Galicia y Asturias. Su rastro puede seguirse a través de algunos topónimos, como el que hoy traemos: Santa María de Bretoña, lugar en el que llegaron a fundar un obispado. En esta parroquia del concello de A Pastoriza, municipio de la comarca de Terra Chá, desde 1996, tratando de reconstruir ese pasado celta -más lejano al de los propios bretones, que ya llegaban cristianizados-, se celebra a principios de agosto la fiesta del Lugnasad; fiesta en honor al dios Lug, un dios pancéltico del que algunos autores dicen tener un origen ligur. Seguramente sea visto, por los más críticos, como un anacronismo, y no les faltará casi del todo razón, además de que habrá ciertas inexactitudes en la recreación, pero no deja de ser una forma de reivindicar ese pasado y, ya sea de una forma más aproximada o no, tratar, tal y como he dicho, de reconstruirlo. Las bodas celtas de este festejo constituyen el elemento más importante de esta celebración.

Santa María de Bretoña - descubrelugo.com

*Fuente: arqueotur.org

Este momento mágico es contexto para doce parejas que van a contraer matrimonio según el ritual celta. El grupo sigue el camino, indicado por meigas que guían con sus velas a la comitiva hasta la Pena dos Namorados. Allí espera Arneiros dos Ártabros, druida mayor del reino de Galicia. Cuando la ceremonia comienza, los enamorados unen sus manos a través del orificio existente en la piedra. Tras la bendición del druida y el correspondiente beso, los esposos se intercambian una corona de laurel como regalo. Cuando termina este acto, la gente se desplaza a la parte superior de la carballeira, donde los recién casados beberán la queimada para purificar sus almas. Arneiros de Ártabros administra la ración que se debe tomar: "una taza para los sanos, dos para prudentes y tres para inconscientes, así que tomad dos y media para no perderos nada de lo que os pase", recomienda. Un grito para ahuyentar a las malas meigas pone punto final a esta ceremonia, pero el Lugnasad no ha hecho más que empezar.

La Festa Celta do Lugnasad tiene relación con el origen del nombre de la ciudad de Lugo, ya que el Lugnasad son las fiestas en honor al dios celta "Lug" (o Lugus), y el principal objetivo es revivir por un día la magia de la cultura celta. Los vecinos del lugar van vestidos con ropa de la época, armas, escudos, cascos, torques... para rememorar tiempos pasados.

El lugar escogido para celebrar la Festa Celta do Lugnasad es el “Coto da Auruxeira” en el centro de Bretoña y cerca de su castro. En ella participan grupos de música tradicional y además incluye jornadas de exposiciones y conferencias sobre la cultura celta.

Área de migración bretona en el siglo VI - Rubén Tarrío, Wikipedia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica