jueves, 25 de marzo de 2010

Dolmen de Azután

En la comarca de La Jara, aparte de preciosos paisajes y una atractiva ruta a través de su Vía Verde, podemos encontrarnos con joyas arqueológicas como el Dolmen de Azután. Un lugar sagrado elegido por los oriundos de aquel territorio hace, aproximadamente, 6.500 años. Fue el primer megalito identificado en el interior de la Meseta Sur. Resulta importante su conexión con distintos cursos de agua del entorno, incluido el más largo río ibérico, el Tajo, además de situarse en un enclave de abundantes aguas subterráneas. Se suele decir que muchas construcciones sagradas, como los megalitos, se solían situar en lugares donde las corrientes subterráneas de agua abundaban, pues -según estas opiniones- la energía de la tierra es más facilmente perceptible.
















Los ajuares y restos arqueológicos documentados y encontrados en las inmediaciones del dolmen, se basan en abundantes evidencias de cerámica, industria ósea, industria lítica tallada y pulimentada, así como alguna cuenta de collar. A todo ello debemos sumar la evidente decoración total del espacio funerario mediante grabados e incisiones finas de bandas onduladas y zig-zag, así como grabados anchos de temática geométrica y antropomórfica, e incluso bajorrelieve y pinturas en los ortostatos de la cámara y figuras exentas de carácter escultórico (menhir) en el espacio de la cámara.
Importante arqueológicamente resulta además de su carácter innato monumental, también la conexión con los cursos de agua situándose próximo al río Tajo y en las inmediaciones a los arroyos de Linares y la Anguilucha, unido a afloramientos hídricos subterráneos en el mismo área arqueológica.
(viaverdedelajara.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica