viernes, 22 de mayo de 2009

Dolmen de Dombate, Cabana de Bergantiños

Según cuenta Juan G. Atienza, la tradición nos dice que este dolmen está rodeado de cruceros para encerrar allí dentro al diablo. No sabemos si el diablo se encuentra allí encerrado o no, pero lo que sí sabemos es que este dolmen, que comenzó a excavarse en los años ochenta, se encuentra cercado desde entonces de plásticos a modo de invernadero y sus excavaciones paralizadas por falta de entendimiento entre la Xunta y la Diputación.
No ha tenido bastante esta antigua construcción sagrada con la demonización católica sufrida, que ahora tiene que verse en dicha disputa "política".
















El dolmen de Dombate se sitúa en la parroquia de Borneiro de el ayuntamiento de Cabana de Bergantiños, en la Comarca de Bergantiños. Cerca de él se encuentra otros monumentos conocidos por la existencia de arte parietal: Pedra Cuberta y Casa dos Mouros. Se constituye en la primera mitad del IV milenio y la cámara a finales de ese mismo milenio. Fue usado en diferentes épocas y se evidenció un uso que va desde el año 3800 a. C. hasta el 2700 a. C., momento en el que se clausura el monumento.




Pinturas en el dolmen de Dombate

En el siglo XIX el historiador Manuel Murguía ya escribe sobre el dolmen, y en el año 1885 el poeta Eduardo Pondal lo inmortalizó en un poema en Queixumes dos Pinos.
Fue excavado por el arqueólogo José María Bello Dieguez en los años 1987, 1988 y 1989.
El túmulo tiene unos 24 m de diámetro y 1,8 m de altura. Consta de una camada de tierra oscura recubierta parcialmente por una coraza pétrea formada por piedras planas depositadas horizontalmente que marcan o perímetro y piedras bien trabadas en su interior. Se sospecha que originalmente el túmulo recubría hasta la altura del corredor y que la anta se hallaba a la vista.

(Wikipedia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica