lunes, 17 de mayo de 2010

La Peña de la Cruz, sierra de Albarracín

Tras una peregrinación por tierras de antiguos germanos, en las que, con la ayuda del dios Neptuno, se hallaron ansiadas reliquias que tanto se resistían, volvemos hoy a traer un nuevo lugar a Iberia Mágica. En concreto nos acercamos a la Peña de la Cruz, en plena sierra de Albarracín, desde la que se contempla una privilegiada vista panorámica del entorno. Esta peña, según un autor tan contrastado como Martín Almagro-Gorbea, pudo constituir un altar rupestre para los celtíberos que aquellas tierras ocupaban. Las formaciones rocosas son muy sugerentes y recuerdan a otros altares o santuarios rupestres diseminados por al antigua península Ibérica. Está habilitado en la actualidad como mirador para tareas de vigilancia y detección de incendios.
















El mejor documentado es el culto a piedras, que perduró en el mundo celta al que se debe asociar los citados "altares" o santuarios rupestres, como los de de Cabero de Fragoas, Panoias, Ulaca, etc., de amplia dispersión por todo el cuadrante NW peninsular, pero del que hay testimonios que alcanzan el País Vasco (Axtroki, Guipúzcoa), el Valle del Ebro (Val Imana, Escatrón, Zaragoza) y, probablemente, el Sistema Ibérico (Peña de la Cruz, Albarracín).
(Martín Almagro-Gorbea, El origen de los celtas en la península Ibérica. Protoceltas y Celtas.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica